Salesland

A Mentoring that retains and loyalizes people ...

Hace más de un año, en Salesland Perú nos trazamos como parte de nuestro plan estratégico el pilar “Ser uno de los mejores equipos del que todos quieren formar parte”.

una mentoría que retiene y fideliza
Yasmín Valdez, Gerente de Talento Humano en Salesland Perú

Si bien es cierto que este pilar sonaba algo ambicioso, decidimos asumir el reto con valentía, con la motivación de que ello nos impulsaría a desarrollar nuevas formas de hacer las cosas, colocando como foco principal nuestro recurso más importante:”Las Personas”.

Este reto implicó empezar a generar experiencias diferenciadoras dentro de Salesland, experiencias centradas en fidelizar, retener y conquistar a nuestro Talento Humano. En esta tarea, nos dimos cuenta que el primer mes de nuestros colaboradores en Salesland era crucial, ya que si esta experiencia no era gratificante terminarían desertando o haciendo muy lenta la adaptación al puesto, y la verdad, creo que todos hemos sido ese personal “nuevo” en algún momento.

No sé si recordarás, ¿cuándo fue tu primer día de trabajo? ¿Cómo te sentías? Probablemente con un poco de nervios, con expectativas, con deseos de conocer todo...

Es por ello que nos pareció importante fortalecer esta etapa de inicio del nuevo colaborador, si bien es cierto que ya contábamos con un plan formativo fidelizador, el reto mayor era cuando nuestros nuevos compañeros salían de las aulas y se enfrentaban a la experiencia laboral. El formador ya no podía acompañarlos ahí, y el supervisor no estaría todo el tiempo con ellos, sin embargo, quienes sí lo podían hacer eran aquellos colaboradores más experimentados y que tenían un deseo genuino por acompañar y guiar a “los nuevos”.

una mentoría que retiene y fideliza

Es así como, hace unos meses atrás, nace nuestro proyecto de Mentoría - On the Job Training, dirigido a nuestra Fuerza de Ventas del canal Retail el cual, a diferencia de otros modelos de mentoría donde usualmente se elige al más antiguo para que acompañe al nuevo, aquí decidimos colocar 3 pilares:

  • Primero, y lo más importante, era identificar personas que quieran hacerlo, es decir que el monitor quiera ser monitor, ya que si no sería una labor impuesta y no funcionaría. Era importante evaluar que cuenten con ciertas habilidades básicas para guiar y transmitir un conocimiento.
  • Segundo, debíamos capacitarlos en habilidades blandas y en el enfoque de fidelización, ya que lo que busca el modelo es dar seguridad y confianza al nuevo, con el mensaje: “estamos para ayudarte”.
  • Tercero, decidimos incluir a sus líderes coordinadores: Quién mejor que el jefe directo para que se sume en ésta labor de mentoría y fidelización, siendo el primero en dar la bienvenida en el punto y durante las primeras semanas realizando visitas muy frecuentes de acompañamiento y feedback.

Empezamos este proyecto con 20 mentores, a los cuales venimos evaluando, monitoreando y reconociendo. La percepción que recogemos de las encuestas de satisfacción es muy positiva, observamos que vamos propiciando una adaptación más rápida al puesto e iremos incorporando esta experiencia a nuestros diferentes canales.

Estamos convencidos y creemos que este modelo seguirá contribuyendo día a día a seguir conquistando la lealtad de nuestros nuevos colaboradores. Creemos que vamos por el camino correcto… ¡Somos Salesland!


NOTA INFORMATIVA DE COMUNICACIÓN: Se ha utilizado el masculino como genérico sin que esto suponga ignorancia de las diferencias de género existentes, al efecto de no realizar una escritura demasiado compleja.
Share: