Salesland

These are the advantages and disadvantages of direct selling

Como en muchos otros aspectos, el sector de las ventas ofrece herramientas que tienen su lado positivo y su lado negativo. En el caso de hoy, hablaremos de las ventajas y desventajas de las ventas directas. Si quieres conocer las dos caras de la moneda, ¡no te pierdas lo que te contamos a continuación!

Estas son las ventajas y desventajas de las ventas directas
Salesland

Antes de establecer las ventajas y desventajas de la venta directa, lo mejor será definir en qué consiste exactamente este concepto: se trata de aquella venta sin intermediarios entre el autor y el comprador, fuera de un establecimiento mercantil.

Para que una venta directa salga bien, el vendedor/a deberá dar la mejor imagen posible, pues está representando a la empresa y será quien entable una relación directa con el cliente.

La forma de realizar ventas directas se produce cuando un vendedor presenta un producto a un cliente o a un grupo de clientes; la idea es hacerles una demostración de cómo funciona, cómo se usa, cuáles son los beneficios y los atributos del producto.

Ahora sí, podemos pasar a analizar cuáles son las ventajas y desventajas de las ventas directas:

Ventajas:

  • Mercado objetivo: A través del trato directo con el cliente, las empresas pueden estar seguras de dirigirse al segmento exacto de consumidores, en lugar de contratar a terceros que pueden o no llegar al grupo deseado.

  • Mayor control del mensaje hacia el cliente: El hecho de que la empresa prescinda de intermediarios para vender su producto/servicio, permite que el mensaje se mantenga lo más fiel posible a la identidad de la compañía.

  • Económicamente más rentable: Eliminando la comisión de los intermediarios, te ahorrarás un gasto considerable.

  • Unificación de procesos: La venta directa permite que la promoción y distribución del producto/servicio tenga lugar en el mismo momento, lo cual se traduce en una simplificación de los procesos de venta.

Además, para el cliente también supone dos ventajas principales:

  • Experiencia personalizada: El proceso de venta se adapta a cada consumidor y sus necesidades, lo que hace de esta experiencia algo mucho más personal para el cliente.

Ahora bien, ¿cuáles serían las desventajas de la venta directa?

  • Gran inversión de tiempo previa para preparar la venta directa: investigar, planear, y desarrollar los contactos con los clientes exige una gran inversión de tiempo.

  • Alcance limitado: la venta directa dificulta llegar a una gran cantidad de clientes, ya que se trata de un proceso mucho más meticuloso.

Ahora que conocemos las ventajas y desventajas de la venta directa, podemos entender mejor la importancia de estudiar cada proyecto al detalle, con el fin de satisfacer las necesidades que requiere cada cliente.

Eso es lo que hacemos desde Salesland, donde además nos encargamos de formar equipos capacitados para comercializar el producto o servicio que nuestro cliente desea impulsar.

Share: