Salesland

¿Cómo ser un buen teleoperador comercial? Te damos los mejores consejos.

La figura del teleoperador/a dentro de una empresa resulta imprescindible. Sin embargo, para poder hablar de su importancia, primero debemos entender en qué consiste. Si quieres saber cómo ser un buen teleoperador comercial, quédate en este artículo, donde analizaremos su definición y las funciones que desempeña.

¿Cómo ser un buen teleoperador comercial? Te damos los mejores consejos.
Salesland

Un teleoperador/a es un agente que se pone en contacto directo con un cliente a través de una llamada telefónica. Atiende al usuario de un servicio con el fin de resolver sus dudas, incidencias y reclamaciones. Podría decirse que, durante sus llamadas, es la voz de la empresa, y el cómo desempeñe sus funciones será vital para entablar una buena relación con el cliente.

Con el teléfono como herramienta principal de trabajo, ofrece atención al cliente, informa sobre los servicios del centro para el que trabaja, y promociona campañas publicitarias de telemarketing, ya esté ligado a la adquisición de un producto o servicio, o únicamente sea de carácter informativo.

Para saber cómo ser un buen teleoperador comercial, tenemos que conocer los objetivos que debe alcanzar durante sus jornadas de trabajo:

  • Captar nuevos clientes.
  • Fidelizar y mantener clientes ya captados.
  • Resolver todo tipo de incidencias.
  • Proporcionar soporte técnico, funciones de un teleoperador especialista.
  • Seguimiento de clientes y actualización de bases de datos.

Pero, ¿qué necesita un teleoperador comercial para lograr esos objetivos? Algunas de sus principales aptitudes deberían ser las siguientes:

  1. Paciencia: será imprescindible para ofrecer un buen servicio a los clientes y dar una imagen positiva de la empresa. No perder los nervios si la conversación se tuerce, o si el cliente muestra numerosas dudas complicadas de resolver, será clave para no perder una llamada.

  1. Capacidad de aprendizaje: no solo hablamos de aprender la parte técnica, sino de conocer perfectamente el servicio/producto que se está ofreciendo, para ofrecer la mejor atención posible a nuestros clientes.

  1. Amabilidad y empatía: si queremos que nos valoren positivamente, será fundamental tener presentes estas dos aptitudes, ya que complementarán a la perfección nuestra paciencia.

  1. Creatividad: contar con la capacidad de “improvisación” si nos encontramos ante una situación que se sale de la cotidianidad, sumará muchos puntos a tu favor para ofrecer el mejor servicio telefónico posible.

  1. Organización y capacidad de gestión: tener la destreza de desenvolverse en diferentes canales al mismo tiempo y gestionar correctamente la información del sistema es vital. De esta forma, podremos reducir el tiempo de las llamadas, aumentando la productividad y la optimización del tiempo.

Podemos observar que el cómo ser un buen teleoperador comercial dependerá, en gran parte, de nuestras soft skills, también conocidas como “aptitudes básicas”.


Desde Salesland, a través de nuestro servicio de venta remota, nuestros más de 1.000 televendedores/as, atienden 46.000.000 llamadas al año, desde nuestros 7 Call Center repartidos en Madrid, Sevilla, Barcelona, Bilbao, Oporto, Lima y Bogotá. Consideramos que no hay nada más importante que ofrecer un trato cercano y la mayor confianza posible a la hora de atender una llamada telefónica, sea para el fin que sea; por eso contamos con los mejores teleoperadores comerciales, siempre dispuestos/as a ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Compartir noticia: