Salesland

De la gestión a la evangelización

Llevar el nombre de una marca siempre es una responsabilidad, ya que te conviertes en su imagen, su voz, y hasta su standard. Es por eso que es tan importante lograr entender el producto y la marca que representas.

Marca_empresa
Sinaí Buendía Directora de Cuenta de Salesland México

Llevar el nombre de una marca siempre es una responsabilidad, ya que te conviertes en su imagen, su voz, y hasta su standard. Es por eso que es tan importante lograr entender el producto y la marca que representas.

Durante mis 10 años de experiencia en retail he aprendido que gestionar equipos y hacer que la gente empatice con el servicio y/o producto que se vende es el reto más importante, ya que deben ser uno mismo. Esta simbiosis es necesaria para que el producto despegue y dar así al consumidor una experiencia especial que lo identifique y lo haga volver.

¿Cómo funcionamos en Salesland?

Durante mis visitas a clientes me gusta explicarles el maravilloso trabajo que se hace en Salesland al gestionar los equipos más allá de solo tener la cuenta, o un cliente más: en Salesland nos preocupa ser parte del servicio y/o marca que representamos al gestionar los equipos de trabajo y estar tan involucrados en sus resultados. Nos hacemos parte de esa experiencia y evangelizamos en nombre de ella.

Recuerdo que, al iniciar con Apple, me parecía casi imposible lograr que un cliente te recomendara en base a su experiencia de compra y generar de este modo el reconocimiento de boca en boca. Hoy en Salesland hemos logrado con marcas como Google generar un standard de calidad donde los embajadores se convierten en un oasis de atención y servicio de calidad, siendo el reflejo de una marca fresca, juvenil, y con gran calidad e innovación.

Branding

El ejemplo de Gamers

Gamers es otro gran acierto: hemos encontrado que para representar un producto tan especializado, la gente que tenemos debe llevar un “Gamer” en el corazón como estilo de vida, resultando un equipo lleno de iniciativas y proyectos dirigidos a diferentes segmentos desde la experiencia.

Y como éste puede haber muchos ejemplos más, ya que gestionar un equipo es sentirte parte de él, identificar sus fortalezas y oportunidades para hacerlo único, valioso y sobre todo capaz de generar un reflejo, un estilo y una experiencia para que nuestros clientes se vayan felices.

En conclusión, creo que lo más importante que puedes ofrecer como líder es la identidad, la capacidad de llevar el nombre de la marca donde quiera que te encuentres y que te sea fácil de explicar desde al cliente menos involucrado hasta al más experimentado.

Compartir noticia: